Tratamiento de Bolsas y Ojeras: Beuty Eyes

Las bolsas y las ojeras envejecen nuestra mirada y nos dan un aspecto de fatiga, convirtiéndose en una de las mayores preocupaciones estéticas. Actualmente existen tratamientos con los que es posible minimizar de forma muy efectiva las bolsas y ojeras sin tener que pasar por quirófano gracias nuestro tratamiento. Este tratamiento médico-estético es la técnica más eficaz para acabar con el aspecto de cansando de la mirada sin cirugía.

¿En qué cosiste?

El tratamiento va a depender del problema principal que presente el paciente. En el caso de las ojeras el tratamiento consiste en la aplicación de un relleno especial de ácido hialurónico como lo es el Redensity II, se rellena la zona deprimida para conseguir una mirada más relajada. En el caso de la pigmentación se utiliza un peeling específico para la zona que busca eliminar los residuos de hemosiderina que se acula en la zona dando ese color característico de las mismas.

En el caso de las bolsas el tratamiento es diferente, hay que hacer una buena valoración ya que en la mayoría de los casos la mejor solución es quirúrgica. Actualmente existe un producto nuevo para la eliminación de bolsas de grasa conocido como el Prostolane inner – B SE. En el caso de las bolsas de líquido el tratamiento más definitivo es la cirugía, aunque podemos conseguir una mejoría importante con la aplicación de una radiofrecuencia para el contorno de los ojos con un equipo conocido como be oxy eyes, con el conseguimos drenar y mejorar la circulación del contorno de los ojos, disminuyendo así la inflamación e incluso la coloración en muchos casos.

¿Cuántas sesiones se necesitan?

En el caso de las ojeras deprimidas normalmente se necesita de 1 a 2 viales de ácido hialurónico dividido en 2 o 3 sesiones.

En el caso de las bolsas grasas son 2 a 3 sesiones de tratamiento realizadas cada 15 días.

Pigmentación: 4-6 sesiones de peeling químico específico para el contorno de los ojos realizadas cada 15 días.

Be Oxy Eyes: se recomiendan 5 sesiones de tratamiento realizados semanalmente con un mantenimiento cada 15 días y luego mensual.

¿Duración?

Depende de cada caso, pero la duración aproximada de los tratamientos es de 8 a 12 meses, influyen mucho los hábitos y la genética de cada paciente.