Ultrasonidos de Alta Frecuencia HIFU

El sistema de Lifting Hifu es una nueva tecnología de emisión ultrasónica de alta intensidad, que se perfila actualmente como una de las más eficientes en aplicaciones médico-estéticas para la tensión cutánea y el tratamiento no quirúrgico de la flacidez facial mediante la focalización selectiva de la energía con efecto lupa en las estructuras de profundidad seleccionadas sin afectación de la epidermis.

 

El sistema Hifu surge como alternativa a la cirugía, mediante un procedimiento no invasivo sin incisiones en la piel y con resultados inmediatos de eliminación de arrugas, rejuvenecimiento y tensado cutáneo, incluso en menos sesiones que otros sistemas actuales.

 

Fisiológicamente, el sistema HIFU provoca un aumento de temperatura a 65-75º y provoca mediante la retracción, la generación de colágeno y elastina.
El colágeno es una proteína natural que le da a la piel su juventud manteniéndola firme, tonificada y elástica. A medida que envejecemos, el colágeno pierde su elasticidad y su capacidad para hacer frente a los efectos de la gravedad que tiran de la piel hacia abajo. El HIFU inicia un proceso de reparación que produce nuevo colágeno, es la opción natural perfecta de regeneración del tejido a personas que busquen resultados sin someterse a intervenciones quirúrgicas.

Ventajas del tratamiento Hifu

·         Eliminación de flacidez, arrugas y piel envejecida

·         Tratamiento no invasivo para deshacerse de las arrugas

·         Eliminación de cicatrices de acné

·         Antienvejecimiento sistémico

·         Reconstrucción del contorno facial por la tecnología focalizada

·         Reducción de los poros dilatados

Qué personas deben de utilizar el lifting Hifu? Indicaciones

·         Personas que notan su piel muy relajada y menos firme con flacidez facial (efecto lifting), piel facial apagada, piel áspera y sin tersura (efecto skin tightening).

·         Personas que comienzan a observar arrugas que bajan de la ceja o párpados caídos, pliegues faciales y flacidez de cuello.

·         Personas que desean disminuir la papada, aumento de pómulos y elevación de las cejas.

·         Personas con 30 años en adelante que quieran mantener la piel tensa a modo preventivo.

·         Personas que quieran prolongar los efectos de la cirugía estética.

Personas que no deben de realizar el tratamiento con Hifu

·         Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

·         Personas con insuficiencia hepática y/o renal grave.

·         Personas con cardiopatías, marcapasos, coagulopatías, epilepsias o síndrome febril.

Diferencias entre el Hifu y la Radiofrecuencia

Las principales diferencias son aquellas relacionadas con:

·         La profundidad del tratamiento y la temperatura que alcanzan estos dispositivos. Si hablamos de la radiofrecuencia sabemos que la temperatura máxima que puede alcanzar está entre los 45º-50ºC y la profundidad del tratamiento es de 3mm máximo. En cambio, con el HIFU podemos llegar hasta los 65º-70ºC y una profundidad de 4,5mm. Al alcanzar estas temperaturas y profundidades los tratamientos con Ultra Lift HIFU permiten trabajar todos los niveles de la piel y llega hasta el SMAS (sistema músculo aponeurótico superficial). Las temperaturas alcanzadas a niveles profundos por el efecto mecánico y térmico del HIFU producen micro-lesiones que aumentan la capacidad de regeneración natural de los tejidos.

·         La radiofrecuencia es indolora, relajante y agradable en su aplicación. El HIFU genera una molestia y hormigueo, recordemos podemos llegar hasta 4,5mm de profundidad.

·         No hay una edad indicada para cada tratamiento, sin embargo suelen optar por el HIFU personas cuyas líneas de expresión, arrugas o flacidez son más evidentes. Aquellas personas que busquen retrasar la aparición de estos signos del envejecimiento suelen empezar con la radiofrecuencia.

Duración del tratamiento Hifu

Se aplica siguiendo los vectores de tracción de la cara y se podrán observar efectos de tensión de la piel de forma inmediata. Se debe evaluar a cada paciente, pero lo usual es realizar una sesión anual o bianual, dependiendo del grado de intensidad del tratamiento y del grado de fotoenvejecimiento. El tiempo de aplicación del Hifu será de 40 a 60 minutos.
El tratamiento es casi indoloro, solamente se percibe una ligera sensación de calor y es apto para realizar durante todo el año, inclusive en el verano y en pieles bronceadas. Después del tratamiento, se observa la piel eritematosa y un poco caliente. En 2-3 días la piel se tensa, y el efecto reafirmante y rejuvenecedor continúa las semanas posteriores al tratamiento hasta completar su efecto a los 3 meses. El efecto del lifting Hifu puede mantenerse entre 1 y 2 años.