Vampire Facialift

Este tratamiento ha sido desarrollado por el Dr. Charles Runels y es uno de los métodos más populares y exclusivos en los Ángeles.

Para llevarlo a acabo se realiza el mismo procedimiento que con el plasma rico en plaquetas, se extrae una muestra de sangre, se centrifuga y se extraen las plaquetas que luego se infiltran en la piel. Posteriormente de aplica el dermapen, que es un dispositivo del tamaño de un lápiz compuesto por microagujas que realiza múltiples punciones cutáneas que, a su vez, inducen una respuesta de curación de la herida la cual produce nuevo colágeno y elastina. Se termina el tratamiento aplicando una mascarilla facial obtenida del mismo proceso de centrifugado, dejándola actuar durante unos 10-15 minutos.

Este tratamiento permite conseguir un efecto lifting temporal, un rejuvenecimiento de la piel y una revitalización facial. Es uno de los tratamientos más populares entre las famosas debido a sus satisfactorios y rápidos resultados en la piel. Los resultados comienzan a ser visibles a partir del primer mes, aunque no serán definitivos hasta que el protocolo sea completado.

Para conseguir los mejores resultados, se recomienda la aplicación del vampiro facial durante una vez cada mes. El número de sesiones varía en función de las necesidades y rasgos de cada paciente, pero en general se recomiendan entre tres y cinco sesiones. Además, para no perder los efectos conseguidos con el vampiro en el rostro, los médicos recomiendan realizar sesiones de mantenimiento cada seis meses.