Rejuvenecimiento de Manos

Las manos son una de las zonas del cuerpo más expuesta a las agresiones externas, lo que las hace más propensas a sufrir manchas y arrugas. A medida que envejecemos las manos se resecan con mayor facilidad y pierden su firmeza, esto se debe principalmente a la exposición solar, el envejecimiento y a la falta de nutrientes, aunque también contribuyen agentes externos como el consumo de tabaco, el agua muy caliente o muy fría y el contacto con productos químicos que dañan la piel, como los productos de limpieza.

Las manos son parte de nuestra carta de presentación por lo que es importante que las cuidemos, manteniéndolas hidratadas.

¿Cómo podemos tratarlas?

El rejuvenecimiento de manos es un tratamiento que combina diferentes técnicas en función de las necesidades del paciente, estos tratamientos pueden ser el peeling, que exfolia la piel de las manos en profundidad al tiempo que la revitaliza, como también ayuda a eliminar las manchas que puedan aparecer,  mesoterapia de vitaminas y ácido hialurónico para nutrir, la hidratar, a la vez que las protegen de los radicales libres y las rejuvenecen.

Para la eliminación de manchas producidas por el paso del tiempo o las queratosis provocadas por el fotoenvejecimiento, se aconseja un tratamiento con láser ablativo, dependiendo de las características de las manchas y del estado de la piel del paciente.

Otro tratamiento que forma parte importante es la bioestimulación con PRP es un tratamiento que se realiza con plasma del propio paciente rico en plaquetas que da luminosidad y tersura a la piel.

Y por ultimo cuando se pierden volúmenes en las manos podeos recurrir a los rellenos dérmicos como son la hidroxiapatita cálcica y el ácido hialurónico.

Los resultados se ven desde la primera sesión y pueden durar dependiendo de la técnica que se vaya a utilizar de 3 a 12 meses.