Peeling Químico Médico

Es una técnica terapéutica que consiste en la aplicación de un agente químico irritante o cáustico (ácidos orgánicos) para conseguir una exfoliación a nivel más profundo y así provocar una renovación celular, siendo estas reemplazadas por otras nuevas de mejores calidades.

Sus diferentes modalidades, cubren una amplia gama de necesidades (envejecimiento facial, deshidratación, manchas, acné, cicatrices...) en todo tipo de pieles.

En las capas más profundas de la piel, bajo la superficie, el nuevo colágeno y elastina son estimulados y la piel se vuelve más fuerte y firme. Al mismo tiempo elimina su oleosidad y cierra los poros, proporcionando una piel rejuvenecida, suave y tersa.

Indicado para pieles que presentan arrugas, fotoenvejecimiento, manchas cutáneas, acné y cicatrices.

Son excelentes para rejuvenecer y renovar la piel. Inicia el proceso de regeneración de la piel al exfoliar, promoviendo el crecimiento de nuevo colágeno y elastina.

 

Su aplicación se extiende a cara, cuello, escote, manos, y labio superior. La luminosidad y la hidratación están garantizadas.

Su uso es muy frecuente antes de iniciar otros tratamientos médico-estéticos para potenciar y prolongar los efectos de los mismos.

El resultado visible es una piel uniforme más hidratada y renovada. Consiguiendo: reducción de arrugas finas, blanqueamiento de las áreas pigmentadas, reducción del espesor del estrato córneo, eliminación de puntos negros e inhibición de su nueva formación, regulación de la secreción adiposa y reducción de la seborrea, estimulación de la producción de colágeno.