Eliminación de la Papada

El cuello es una de las zonas del cuerpo que más delata la edad. Un cuello que no se ve estilizado resta juventud y es un indicador de sobrepeso y envejecimiento.

La papada, es una zona ubicada en el cuello debajo de la barbilla, se pueden distinguir dos tipos: la formada por el acumulo de tejido adiposo y la formada por el descolgamiento de la piel. La capa de grasa subcutánea que se acumula debajo el mentón, produce un abultamiento que contribuye a desdibujar el óvalo facial a causa de la pérdida de elasticidad muscular fisiológica que se pierde con el paso de los años.

¿Qué tratamientos existen?

La tecnología combinada con la medicina estética pone hoy en día efectivos tratamientos para la eliminación de la papada. Se deberá elegir el tratamiento más adecuado en función del tipo de papada y el volumen de la misma.

Cuando es debida a un exceso de tejido adiposo se puede eliminar mediante la infiltración de una sustancia lipolítica, un producto que de forma natural y no invasiva elimina para siempre los depósitos grasos que dan forma a la papada, permitiendo a los tejidos reposicionarse sin riesgo de flacidez. Este tratamiento se ha posicionado como la alternativa definitiva a la cirugía al ser un compuesto capaz de disgregar definitivamente los cúmulos de grasa. Administrado localmente, actúa como agente citolítico desestructurador de las membranas celulares adiposas, y reduce la grasas localizadas bajo el mentón de adultos de cualquier fototipo, evitando que vuelvan a establecerse.

Cuando es debida a la flacidez se puede tratar mediante la aplicación de ultrasonidos de alta frecuencia (HIFU) o la implantación de hilos tensores. Que ayudan a recuperar el ovalo facial y la armonía del cuello.

¿Cuántas sesiones se necesitan?

Van a depender de la cantidad de grasa acumulada en la zona, en el caso de la papada por acumulo de grasa, pero en condiciones normales se pueden necesitar una media de 3 sesiones que se realizan una vez al mes. Los resultados se pueden apreciar desde la primera sesión.

En el caso de la papada producida por flacidez se realiza en una o dos sesiones como mucho y los resultados se ven inmediatamente con un resultado definitivo al cabo de los tres meses de su aplicación por la inducción de colágeno que produce.