Radiofrecuencia Corporal

La radiofrecuencia es un tipo de corriente eléctrica alterna que resulta muy eficaz para tensar la piel. Técnicamente, la utilización de la radiofrecuencia conducida, genera un tipo de energía que se usa para elevar la temperatura de los tejidos.

La radiofrecuencia consiste en aplicar calor sobre la piel, creándose una resistencia en el interior de los tejidos en forma de aumento de la temperatura. Debido a este calor que reciben las células encargadas de la producción de colágeno y que son los fibroblastos, despiertan del letargo en que los sume el paso del tiempo, reactivando así sus funciones vitales. Es decir, el calor que les llega por la radiofrecuencia facial estimula la creación de nuevas fibras de colágeno, responsables de la firmeza y la elasticidad de la piel.

Existen diferentes equipos en el mercado, en Cemestetic contamos con dos equipos de Radiofrecuencia, un equipo de radiofrecuencia tripolar, la cual es el resultado de un sistema que basa su procedimiento en la tecnología TriPolar, la cual es el pilar fundamental de la reconstrucción y el remodelado de los tejidos blandos del cuerpo y de la cara.

El otro equipo con el que contamos es una radiofrecuencia monopolar, en su aplicación la corriente generada fluye a través del cuerpo desde un solo polo, esta corriente encuentra su máxima resistencia en el área que toca la punta del manípulo, para su funcionamiento se utiliza una "placa de retorno", esta placa es colocada en la zona lumbar del cliente o en el abdomen (dependiendo de la zona que queramos trabajar), de esta manera genera un circuito cerrado.

Es un sistema de Radiofrecuencia que permite adaptar el tratamiento a las necesidades del paciente, definiendo la proporción de acción superficial y profunda a la que queremos actuar. Conseguimos gran rapidez de tratamiento con mínimo tiempo de sesión y con máxima efectividad terapéutica. Es un tratamiento que puede ser combinado con mesoterapia para un máximo resultado.