Presoterapia

La Presoterapia consiste en aplicar presiones de aire sobre diferentes partes del cuerpo para favorecer el drenaje linfático. Esta técnica promueve, además, la oxigenación de los tejidos y recupera la elasticidad cutánea facilitando la regeneración tisular.

Los equipos de Presoterapia constan de un par de botas, fajín y brazos con diferentes cámaras de aire que permiten el llenado y vaciado de los diferentes compartimentos y se consigue un efecto llamado oleaje.

 Esto, logra un vaciado de los vasos linfáticos mucho más eficaz que cualquier masaje manual. De esta forma estimulamos el sistema circulatorio contribuyendo así a la eliminación de líquidos, grasas y toxinas que generan la celulitis, edemas, linfoedemas y trastornos venosos como las varices.

 

Beneficios de la Presoterapia

-Estimula y mejora la circulación.

-Reduce y combate la celulitis, ya que normalmente la celulitis aparece por acumulación de tejido graso.

-Reduce edemas e hinchazón de piernas y se utiliza también para el tratamiento de la retención de líquidos y piernas cansadas gracias a que provoca un mayor movimiento en el flujo sanguíneo.

Mejora la oxigenación, tono y firmeza de la piel.

-Estimula el buen funcionamiento del sistema inmune gracias a que estimula y aumenta la circulación de la linfa favoreciendo la eliminación de residuos metabólicos.

 Contraindicaciones:

- Pacientes con problemas circulatorios

- Pacientes con problemas cardíacos, hipertensión e hipotensión.

-Pacientes que sufren de trombosis venosa profunda, tromboflebitis superficial o insuficiencia arterial.

-Pacientes con infecciones o inflamaciones en la piel.

-Pacientes con hipotiroidismo.

-Pacientes oncológicos.