Consejos de belleza

No existe una sola causa que la genera sino una compleja gama de alteraciones, como son trastornos circulatorios, desequilibrios hormonales, factores hereditarios, estrés psico-emocional, sedentarismo, malos hábitos alimenticios, uso de medicamentos hormonales, tabaco, posturas inadecuadas, etc. Su definición más acertada es el de una paniculopatía edematofibroesclerótica (PEFE) o lipodistrofia, es decir, un edema fibrótico del tejido graso con afectación circulatoria; lo que demuestra que es una auténtica patología crónica y no sólo una simple y molesta alteración estética de la piel. Todo esto provoca una modificación en la composición y las estructuras del tejido.

Afecta entre el 85% y el 98% de las mujeres después de la pubertad. Son a cúmulos de tejido adiposo que forman nódulos de grasa, retención de líquidos y toxinas.

Existen diferentes tipos de celulitis y grados de severidad, entre ellos podemos destacar:

  • Celulitis blanda: se asocia a hipotonía muscular y flacidez.
  • Celulitis dura o compacta: la piel tiene un aspecto firme y duro, más frecuente en mujeres deportistas. Es la que responde mejor a los tratamientos.
  • Celulitis edematosa: es la más severa, existe un aumento de volumen, la piel es fina, se acompaña de sensación de pesadez y malestar en las piernas.
  • Lipodistrofia: depósitos de grasa en zonas específicas independientes de obesidad, sin alteraciones de la superficie cutánea. También conocida como grasa localizada.

Entre los grados de severidad de la celulitis se presentan 3:

  • Grado 0: no hay alteraciones de la superficie cutánea
  • Grado 1: La piel es lisa mientras la persona está de pie o tumbada, pero aparece piel de naranja cuando se pellizca o con la contracción muscular.
  • Grado 2: la piel de naranja y el aspecto acolchado son evidentes cuando está de pie y sin necesidad de manipulación alguna.
  • Grado 3: las alteraciones descritas están presentes siempre, junto a zonas elevadas y nódulos.

Para poder tratar la celulitis se debe tener en cuenta que existen varios factores en conjunto que la generan, por lo que el tratamiento debe atender a los factores desencadenantes. Alimentación adecuada, ejercicio físico adaptado para cada persona, activación de la circulación, mejora de los hábitos psico-biológicos.

Es importante que al iniciar el tratamiento lo primero es realizar una terapia de desintoxificación y drenaje del tejido, para ayudar a la eliminación de toxinas depositadas en el mismo y activar la circulación. Por tanto el tratamiento debe estar orientado en:

  • Activación de la circulación y drenaje
  • Tratamiento lipolítico, para diluir los nódulos de grasa que se acumulan en el tejido.
  • Control de la alimentación, adquirir hábitos saludables con una dieta variada y equilibrada.
  • Activación de las fibras de colágeno, con tratamientos reafirmantes y reestructurantes del tejido conjuntivo.
  • Fortalecimiento del tono muscular.
  • Realización de ejercicio físico.

En la actualidad existe un gran número de técnicas terapéuticas para el tratamiento de la celulitis, sin conseguir grandes resultado, por lo que lo fundamental es buscar las principales causas que la están generando y cuál de ellas está produciendo una mayor alteración para de esta manera poder corregirlas y conseguir un resultado satisfactorio.

Hay que destacar que el tipo y grado de afectación de la celulitis juega un papel importante para determinar también resultados y combinación adecuada de tratamientos. La mesoterapia, Radiofrecuencia, cavitación, hidrolipoclasia con ultrasonidos, drenajes, electroestimulación y masajes son algunas de las técnicas más utilizadas para su tratamiento. Una adecuada combinación de las mismas nos aporta resultados increíbles.

 

Tenemos que tener en cuenta que una eliminación total y definitiva de la celulitis no existe, debido a que como ya hemos mencionado antes es multicausal, los tratamientos existentes solucionan el problema de manera parcial y temporalmente, disminuyendo sus grados de severidad, (el grado de mejoría va en función del grado de alteración), pero la Celulitis siempre reaparece, por lo que se recomiendan  tratamientos de mantenimiento para controlar esta patología y evitar llegar a grados muy avanzados, que afecten nuestra salud.

Para mayor información sobre como tratar la celulitis, pide tu cita gratis y sin compromisos.

Share