Consejos de belleza

  • Puerros y espárragos: contienen pocas calorías, son ricos en fibra, calman los estados de ansiedad y evitan la retención de líquidos.

 

  • Pomelo y piña: son ricos en vitamina C y contiene la enzima papaína que destruye las moléculas de la grasa (celulitis).

 

  • Melón y sandía: son dos grandes diuréticos y aportan una buena cantidad de líquidos que arrastran las grasas acumuladas.

 

  • Carne, pescado y huevo: el consumo de estas proteínas obliga a que tu organismo a recurrir a las reservas de grasas de nuestro organismo para obtener energía. 

 

  • Tonalín o ácido ruménico: esta sustancia esté presente en la carne de los rumiantes y en los lácteos. Inhiben la formación de ácido graso y favorecen la conversión de grasa en energía. 
Share