Consejos de belleza

    Se localizan preferentemente en abdómen, caderas, glúteos, piernas, muslos, brazos, espalda y senos. En realidad, son un estado patológico del tejido conjuntivo de la dermis, caracterizado por una fibrosis excesiva, como consecuencia a la respuesta de una ruptura y mala calidad de las fibras anteriormente existentes. Podemos decir que son cicatrices de este tejido.

Hay dos tipos de Estrías:

  • Estrías de distención, que se observan en mujeres embarazadas, obesos que han perdido mucho peso drásticamente, desarrollo puberal y determinadas patologías.

  • Estrías purpúreas de color violeta o rojos oscuros, son generalmente signo característico de un Síndrome de Cushing debido a una producción excesiva de cortisol, o también al uso de fármacos corticoides. Aunque también se pueden presentar en pacientes sanos con alteraciones del tejido conjuntivo solamente. 

 

Causas

    Desde el punto de vista fisiológico, las estrías son causadas por el estiramiento de las capas medias e internas de la piel, debido a embarazos, cambios bruscos de peso, pubertad y crecimiento rápido. Cuando hay una rupyura de las fibras de colágeno y elastina, la piel se debilita y se vuelven susceptibles a la cicatrización crónica, que al igual que las bandas elásticas al dar perder su elasticidad dan de sí.

    Muchos dermatólogos coinciden en que las hormonas juegan también un papel importante en la afectación de la piel a la hora de su capacidad de hacer frente a un cambio repentino y prolongado de su estiramiento.

 

Tratamiento Preventivo

     Para prevenir la formación de estrías, los tratamientos tenderán a mantener y aumentar la elasticidad de la piel, aplicando productos cosméticos que influyan en la formación de colágeno y elastina, como pueden ser hidrolizados de elastina, extracto de placenta, líquido amniótico, extracto de plantas, algas, rosa mosqueta, aceite de argán, etc., se deben aplicar mediante masajes que estimulen la circulación cutánea y la penetración de los principios activos.

     Para ello también debemos mantener una alimentación balanceada y evitar los alimentos que causan sequedad a la piel tales como, alimentos elaborados, envasados y congelados, debido a su alto contenido de sodio. Además, las bebidas como cafeína, refrescos, té y café, bebidas alcohólicas, son precursoras de las estrías.

    Actualmente existen cremas que pretenden dar soluciones al problema, pero en realidad sólo pocas producen efectos positivos, con ellas conseguimos una buena prevención.

    Los alimentos ricos en vitamina A, C, D y Zinc son recomendables para ayudar a prevenir la aparición de estas molestas marcas en la piel.

    La vitamina A, así como el tomar mucha agua ayudan a frenar la aparición de las estrías, además de nutrirla, la hidratan lo que contribuye a mejorar su elasticidad y de esta manera prevenir la ruptura de la piel.

 

Tratamientos Correctivos

    Su tratamiento es muy difícil ya que no existe ninguno que realmente sea espectacular.

    Actualmente existen diferentes técnicas de tratamientos médicos para las estrías. Estos tratamientos pueden ser de mayor o menor grado como son: técnicas de láser, peeling químico y la cirugía estética.

    La mayoría de estos tratamientos son invasivos y requieren de un estudio cuidadoso de cada caso en particular para determinar si se es candidato para acceder a éstos.

    Cemestetic  ha realizado un estudio para el tratamiento de las estrías (has click para ver alguna foto) que consiste en la combinación de diferentes técnicas que contribuyen a la regeneración del tejido conjuntivo, a trvés de la estimulación de la producción de fibras de colágeno y elastina alrededor de la piel lesionada. Dicho estudio ha aportado resultados satisfactorios en aspecto visual y al tacto de las mismas con una técnica mínimamente invasiva, consiguiendo una regeneración importante del tejido lesionado.

    En los resultados obtenidos influyen determinados factores como pueden ser, el tipo de estría, su profundidad, tiempo de evolución de la misma y la edad de la paciente. A pesar de estos factores, en cada caso estudiado se ha conseguido una mejoría muy satisfactoria para el paciente.

    Como bien se conoce no todos los organismos responden de la misma manera, ni con la misma rapidez, es por ello, que para determinar en qué grado podemos llegar a regenerar las estrías, es fundamental primeramente realizar un historial médico y una valoración completa del paciente, buscando factores que influyen a la hora de conseguir resultados satisfactorios.

    Con estos datos se podrá pautar el protocolo más adecuado y determinar el número de sesiones que ha de necesitar para conseguir una regeneración importante de la estría en cada paciente.

    Por otro lado, este protocolo de tratamiento también está siendo aplicado en ciertas cicatrices, consiguiendo al igual que en las estrías una regeneración importante de las mismas.

 

 

 

Share