Consejos de belleza

¿Por Qué Envejecemos?

 

  • Factores Intrínsecos:

  1. Cronológicos: el envejecimiento está cronológicamente programado, pero se intensifica por la producción de radicales libres endógenos. Estos radicales libres provocan un daño celular, debido a una falta de protección del organismo frente a estos. Son átomos o moléculas altamente reactivos. Estas reacciones provocan cambios celulares sobretodo en lasde modo ocasionan la muerte celular,Los radicales libres se forman en diferentes reacciones metabólicas en las que existe una oxidación del metabolismo,sobre todo a nivel lipídico. Por lo que un estilo de vida en la que se aumente la concentración de radicales libres en el organismo, provocará una aceleración del envejecimiento.

  2. Hormonales: La menopausia y la andropausia se generan por una involución hormonal, lo cual afecta a nivel vascular, óseo y a la dermis, provocando un adelgazamiento de la piel y sequedad de la misma al igual que ocurre en las mucosas.

 

  • Factores Extrínsecos:

  1. Exposición solar: estos son unos de los responsables del proceso acelerado del envejecimiento, los rayos UVB afectan a la epidermis y los rayos UVA llegan hasta la dermis que es donde se encuentran los vasos sanguíneos, la elastina y el colágeno, que funcionan como tejidos de sostén para la piel. El sol provoca una disminución de estos elementos y con ello contribuye a la aparición de arrugas y depresiones, a la vez que aceleran el proceso oxidativo de la piel.

  2. Hábitos y medio ambiente. Una alimentación desequilibrada y la exposición al humo de tabaco, y el alcohol, contribuyen a un aumento en la producción de radicales libres, que como hemos explicado antes son los principales causantes delcelular y su muerte.

 

¿Cómo afecta todo esto al Rostro?

Con el paso del tiempo a raíz de los procesos antes mencionados se va generando una pérdida progresiva de las estructuras que componen nuestra cara.

  • A nivel  Óseo: se produce una pérdida del espesor de la masa ósea, como por ejemplo a nivel de los pómulos, zona mandibular, estos sufren un importante proceso de desgaste generando un aplanamiento de las mejillas o una retracción de la zona mandibular.

  • A nivel muscular, quienes sufren mayormente estos cambios son los músculos superficiales encargados de la expresión facial, ya que al contraerse causan los movimientos cutáneos. En ellos los cambios van a depender de su ubicación y de su función. Los músculos involucrados en la expresión o gesticulación tienden a volverse más fuertes e hipertónicos generando esas antiestéticas arrugas profundas de la frente, entrecejo o patas de gallo.

  • En cuanto a la Grasa existe una gran pérdida  de la misma, principalmente a nivel malar y temporal; que pueden llegar a producir pequeñas bolsas de grasa en zonas vecinas debido al desplazamiento de la grasa y al desgaste óseo.

  • La piel también sufre cambios en su pigmentación con el paso del tiempo, es producida por la exposición a los rayos UVA y UVB a lo largo de los años ocasionando la aparición lesiones pigmentarias y de manchas.

En General con la edad las funciones en nuestro organismo declinan y la piel no está exenta de ello, se vuelve más susceptible a agresiones, disminuye su capacidad de regeneración celular y la producción de sebo lo que la hace más seca y sensible.

Como consecuencia de esto, los signos más evidentes que nos hablan que la piel está envejeciendo son los siguientes:

  • Arrugas en la frente y entrecejo

  • Descenso de la cola de la ceja

  • Descenso del párpado inferior

  • Bolsas y arrugas palpebrales, patas de gallo.

  • Caída de la punta de la naríz

  • Acentuación del surco nasogeniano

  • Aparición de las llamadas líneas de marioneta

  • Arrugas peribucales y disminución del volumen del labio

  • Flacidez de la piel.

  • Piel fina y deshidratada o seca

  • Manchas faciales

  • Dilatación de los poros.

No podemos evitar envejecer, pero podemos retrasar todos estos procesos que aceleran el envejecimiento, y hacerlo de manera más gradual y natural, consiguiendo con ello mantener una armonía facial. ¿Cómo lo podemos conseguir? Combinando diferentes técnicas y tratamientos médicos que ayudan a retrasar o disminuir la producción de radicales libres y de esta manera frenar el envejecimiento.

Esta es una de las razones por las que hemos creado los pack de tratamientos anuales que nos ayudan a combatir los signos del envejecimiento y recuperar la armonía de nuestro rostro combatiendo las principales causas que la generan.