¿Por qué tenemos Ojeras? ¿Se pueden tratar?

Las Ojeras conocidas medicamente como una hipercromía idiopática del anillo orbitario, es decir, una alteración de la coloración de la piel que se encuentra alrededor de los ojos, debido a la dilatación de los capilares superficiales y a un aumento de la producción de melanina de esa zona.

Sobre su origen existen varias teorías, algunas de ellas sugieren que se deben a un fenómeno fisiológico con fluctuaciones diarias, pero la realidad es que es el resultado de procesos multifactoriales.

Anteriormente se creía que el cansancio, el sol o la falta de sueño eran los responsables directos de la producción de ojeras, pero no es así, la mayoría de las ocasiones se deben a un factor hereditario, y en segundo lugar la raza. La raza mediterránea tiende a desarrollar más ojeras debido a que genera más pigmentación.

Aunque es cierto que la falta de sueño, el sol, puede repercutir en la aparición de estás antiestéticas ojeras empeorándolas y haciéndolas más visibles. Por otro lado existen otros factores que predisponen al desarrollo de las mismas como pueden son: las alergias, el asma, afecciones del aparato circulatorio, el hipotiroidismo y alteraciones hormonales (embarazo o menstruación).

La edad también juega un papel importante, con los años la piel de esa zona se vuelve más fina y los vasos sanguíneos subyacentes más dilatados, lo que ocasiona que se aprecien aún más su presencia. De la misma manera la perdida de la grasa facial también puede generar que se formen surcos en dicha zona lo que da un aspecto de ojera.

¿Se Pueden Tratar?

Sí,  pero lo primero es diferenciar las ojeras de la piel redundante que aparece en el párpado inferior producida por la flacidez o el acumulo de grasa en dicha zona, debido a que los tratamientos son distintos.

Una vez realizado el diagnostico debemos seguir una serie de pasos para poder conseguirlo.

·         Utilizar protección solar, ya que las radiaciones ultravioletas estimulan la producción de melanina lo que oscurece las ojeras.

·         Utilización de una Cosmética adecuada, estas cremas tienen que cumplir con las siguientes características:

o   Reforzar la vascularización.

o   Tener acción despigmentante.

o   Ser Hidratantes y antioxidantes.

o   Tener acción Descongestivas y estimulantes de la circulación

Es importante saber que el efecto de las cremas se consigue con el paso del tiempo, tras varios meses de tratamiento.

·         Drenaje linfático manual, para ayudar a permeabilizar la zona y drenarla.

Existen casos donde estas medidas son insuficientes, por lo que se pueden utilizar tratamientos médicos que ayudan a mejorar la pigmentación y las depresiones generadas por las mismas, estas opciones son:

·         Peeling químicos específicos para esa zona, consisten en la aplicación de ácidos con acción despigmentante y renovación celular.

·         Tratamientos con rellenos: podemos corregir las ojeras de una manera rápida y ambulatoria con la aplicación de productos de relleno los cuales dependerán de la profundidad de la ojera y la causa. Estos productos de relleno tienen que ser adecuados para dicha zona de tratamiento en vista de que la piel es muy fina y delicada, no todos los productos de relleno se pueden utilizar.

·         Mesoterapia Facial y Plasma Rico en Plaquetas: contribuyen a la hidratación y regeneración celular de la piel.

Estos tratamientos deben ser valorados por un médico especialista quién recomendará las medidas más adecuadas para cada caso.

Consejos para mejorar las ojeras y hacer más duraderos los tratamientos

·         Dormir 6-8 horas diarias

·         Utilizar protector solar

·         Llevar una dieta sana y equilibrada, rica en hierro y vitamina k.

·         Evitar consumo excesivo de sal, ya que contribuye a un aumento en la retención de líquidos.

·         Beber abundantes líquidos, contrario a lo que creemos, para evitar la retención de líquidos hay que hidratarse más.

·         Evitar el consumo de alcohol y tabaco, ya que estas sustancias toxicas afectan la microcirculación.

·         Elevar la cabeza al dormir para ayudar al drenaje de los líquidos cerca de los ojos.

·         Los remedios caseros también contribuyen a mejorar la microcirculación como son:

o   Infusión de manzanilla, una vez hecha la infusión dejarla enfriar y aplicar sobre los ojos durante unos 15 minutos. La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias y drenantes.

o   Rodajas de pepinos, estas rodajas frías aplicarlas sobre los ojos durante 10 minutos, hidratan ligeramente y el frio contribuyen a la vasoconstricción y a la desinflamación.

Si tienes alguna duda sobre los tratamientos para las ojeras puedes contactar con nosotros y te podremos asesorar.

Consejos Para Lucir una Piel Sana y Radiante

Sí sigues estos consejos ayudaras a retrasar incluso frenar el proceso oxidativo celular y llegar a lucir cada días más bella.

1.       Alimentación Equilibrada:

Una dieta equilibrada es fundamental para potenciar tu belleza, debido a que tu piel demuestra cómo está tu salud.

Es importante consumir verduras frescas, frutas, alimentos ricos en vitaminas y minerales, al igual que no olvidarnos de las proteínas que aportan firmeza y ayudan a la regeneración celular. Una buena alimentación debe incluir cantidades adecuadas de Carbohidratos, Proteínas y grasas vegetales (como el aceite de oliva virgen esencial para la hidratación de la piel), todos estos adecuados a tu metabolismo.

Los vegetales verdes y frutos rojos son ricos en antioxidantes y además mejoran la circulación de tu organismo lo que favorece una mejor oxigenación de la piel.

 

2.       Descanso:

Una de las mejores medicinas es el descanso, durante el sueño la activación celular esta al máximo, aumentando hasta casi el triple de su actividad que durante el día, se produce la reparación de las células y sana las que estén dañadas. Lo ideal es dormir 8 horas diarias ininterrumpidamente para poder alcanzar este máximo de activación la cual se logra principalmente sobre la una de la madrugada.

 

3.       Limpieza

La exposición al sol, contaminantes externos, viento y uso de cosméticos pueden llegar a obstruir nuestros poros limitando la capacidad de regeneración de la piel, por eso es muy importante realizar una adecuada limpieza todas las noches antes de irnos a dormir con productos adecuados para tu tipo de piel. Muchas veces estas impurezas están adheridas a nuestra piel y una simple limpieza diaria no es suficiente, por lo que deberíamos realizarnos una limpieza facial en profundidad para desobstruir los poros colapsados.

Una buena limpieza es fundamental para una piel sana.

 

4.       Exfoliación Revitalizante

La dermis se regenera de manera natural cada 28 días con el fin de eliminar células muertas, no obstante, cuando estamos sometidos a altos niveles de estrés el esfuerzo del organismo no es suficiente para lograr su cometido. Aquí es donde juega un papel clave la exfoliación para conseguir una revitalización de la piel y de esta manera una mejor oxigenación de la misma.

La exfoliación también puede reducir imperfecciones superficiales, pero este tipo de exfoliante debe ser aplicado correctamente por profesionales, ya que se aplican en función de cada tipo de piel y problemas.

 

5.       Hidratación

Es fundamental que no falte una buena hidratación, ya que contribuyen a una mejor oxigenación del tejido y a la eliminación de las toxinas que producimos. Cuando una dieta es escasa en líquidos la dermis se torna tirante y pierde flexibilidad, entonces se vuelve susceptible a la aparición de arrugas prematuras.

¿Cómo podemos conseguir una piel más hidratada? Bebiendo 2 litros de agua al día, utilizando cosméticos libres en aceites acordes a nuestra piel, aunque debemos recordar que hay momentos en que nuestra piel está muy deshidratada y estas medidas son insuficientes para cubrir esas necesidades, aquí es cuando debemos pensar en tratamientos que hidraten más profundamente y de manera directa, como pueden ser las vitaminas, ácido hialurónico, entre otros.

 

6.       Hábitos Saludables

Nuestro estilo de vida también influye de manera directa a nuestra salud y por lo tanto a nuestra piel. Las toxinas provenientes del tabaco o el alcohol, pasan a la circulación y hacen que aumente esa oxidación celular por mayor acumulo de radicales libres. El estrés, tiene muchos efectos negativos en el organismo, este produce una liberación hormonal de cortisol que conllevan a un desbalance entre los estrógenos y la testosterona, alterando directamente la piel, como el ph, aumento en la producción de sebo, irritaciones, entre otros.

Y por último el ejercicio, este es muy beneficioso, no solo ayuda a combatir el estrés sino que mejora la circulación, lo que se refleja en una mejor perfusión de nuestra piel y a través de la sudoración conseguimos también una liberación de toxinas acumuladas.

 

7.       Protección Solar

El Sol nos hace sentir alegres y nos llena de energía, sin embargo, la exposición prolongada a los rayos UVA/B son acumulativos capaces de producir daños en la piel, por ello es fundamental la utilización de factores de protección solar a diario; tenemos que recordar que estos tienen un efecto de protección limitada, por lo que debemos aplicarla cada 4 horas, y en caso de estar expuesto directamente al sol de manera constante la aplicación recomendada sería de cada 2 horas.

Recuerda evitar la exposición en las horas punta donde los rayos UVA/B son más dañinos, y mantén una mayor hidratación.

 

Desde Cemestetic queremos ayudarte a conseguir que alcances un equilibrio entre salud, bienestar y belleza y con estos consejos puedas lucir una piel radiante cada día. Siempre que quieras conocer más cómo cuidarte o lucir más guapa no dudes en preguntarnos, estaremos encantados de asesorarte y aclarar todas tus dudas.

Y recuerda nuestra piel refleja  Salud y Bienestar.